martes, 6 de febrero de 2007

Barbie


Mírate, bella, hermosa como ninguna otra. Así, como tú querías, como las princesas de cuento, como una hada, más que una Afrodita.
Mírate ahora en el espejo de la bruja. En efecto, dice que eres “la más bonita”, aunque yo sé que tú no lo escuchas.
Te ves como una muñeca de porcelana, como un maniquí, como una modelo que acapara todas las portadas, la preferida de Revlon, Cristian Dior, Dolce & Gabana y Versassce. Mírate, ahí, en esa caja que a punto está de tragarse la tierra: flaca, pálida, como la mismísima muerte.
Mírate:
pastillita para dormir
inyección para adelgazar
envidia de tus amigas
supermodelo / superstar
la rubia que todos los hombres quieren
prototipo de la mujer en el mundo
el sueño de una niña, mañana
Miss Universe: carne pegada al hueso, espiga que camina en cuatro patas
[porque no puede sostenerse en pie.

Barbie.
Mi Barbie.
Mírate, mi niña, hija mía, en ese ataúd, flaca, pálida, modelo inerte de una vida cosmopolita.

1 comentario:

Shaky Laden dijo...

Hola Marcos como estás tanto tiempo? Ahora y como siempre me gusta lo que escribis. Te invito a visitar mi blog, yo seguiré visitando el tuyo.

Saludos desde Argentina Romi "Shaky Laden"